Diversos estudios avalan el uso de tecnología ultravioleta para mejorar la calidad del aire interior. En los ambientes interiores, cuya calidad del aire se viene deteriorando progresivamente, los purificadores que incorporan esta tecnología son una buena opción para combatir y reducir los elementos contaminantes.