La ingeniería Sener, responsable del sistema Respira® para mejorar la ventilación en el interior de las infraestructuras, es un nuevo miembro del Clúster IAQ.

La compañía cuenta en su haber con una intersante trayectoria en proyectos de ventilación y climatización que aplica en todos sus proyectos de arquitecturde grandes infraestructuras, como metros, estaciones ferroviarias, aeropuertos, recintos feriales, complejos de oficinas…

Plataforma de inteligencia artificial

De este modo, aplica todo ese know-how en proyectos de transformación digital como Respira®, una plataforma de inteligencia artificial capaz de mejorar la calidad del aire en el interior de una infraestructura cerrada a partir de la definición de varios criterios y de la lectura de variables en tiempo real como la temperatura, la humedad, los niveles de CO2 y otros contaminantes y el consumo eléctrico.

Con estos datos, un algoritmo dinámico de predicción de las condiciones ambientales (en función de la previsión meteorológica y del servicio previsto, entre otros) es el encargado de aplicar un modo de funcionamiento a los equipos de ventilación con el objetivo de garantizar una buena calidad del aire, además de mejorar la sensación térmica, y optimizar, a su vez, el consumo energético dentro de la infraestructura.

Según Guillem Peris, director del proyecto Respira® y representante de Sener dentro del Clúster IAQ, «con la experiencia de la empresa en el diseño y construcción de edificios sostenibles y seguros, donde la calidad del aire es uno de los criterios fundamentales, nuestra integración en el Clúster IAQ era lógica. En Sener hemos dado un paso muy grande en sistemas de ventilación con Respira®, un método que aplica el control inteligente de la ventilación para conseguir la máxima entrada de aire fresco procedente del exterior en espacios cerrados y complejos”.

Sinergias interempresariales

El Clúster IAQ es una asociación de empresas relacionadas con la calidad del aire que busca establecer sinergias interempresariales para desarrollar, entre otros, los siguientes objetivos: aportar soluciones para la mejora de la calidad del aire en edificios e infraestructuras existentes, buscando siempre la mejora de la salud, bienestar y seguridad de sus ocupantes; desarrollar un concepto de garantía de calidad de aire interior reconocido; y contribuir a la divulgación social de la importancia del IAQ para la salud y bienestar de las personas.

En este sentido, desde el Clúster IAQ apuntan cómo la eficiencia energética y la calidad del aire interior han cobrado una gran relevancia en la situación de pandemia en la que nos encontramos actualmente.